MUVA estrenó nuevo single: 'Yéetel u pixáan Masada'

Actualizado: jun 22

En una mirada hacia el origen, descubriendo y encontrando coincidencias históricas que han definido la identidad de los pueblos, MUVA, nos hace participes de su viaje, lanzando su nuevo single titulado: Yéetel u pixáan Masada (Con el espíritu de Masada) teniendo como invitado especial al reconocido clarinetista Israeli, Harel Shachal.


Masada, es un lugar legendariamente conocido. se localiza en el límite oriental del desierto de Judea con el rift del valle del río Jordán a unos cinco kilómetros de la costa sudoccidental del mar Muerto y frente a la antigua península de Lisán, próxima por tanto a la frontera con Jordania.


Expediciones arqueológicas arrancaron del polvo y de las piedras muchos de los secretos del esplendor de aquel lugar, cuyo nombre significa “fortaleza”. Tito Flavio Josefo (Yosef ben Matityahu), historiador del primer siglo, dejó un registro muy exacto de esto en su obra Las guerras de los judíos. Antes de que estallara la rebelión judía del año 66 A.C. (E.C)., los romanos habían establecido una guarnición en Masada, un peñasco fortificado cerca del mar Muerto. Aunque Masada estaba en un lugar aislado, Herodes el Grande había construido allí un hermoso palacio invernal. Construyó un sistema de transportación de agua que permitía hasta disfrutar de baños termales. Sin embargo, un punto más importante es que bajo la ocupación romana se almacenó una gran cantidad de armas en aquella fortaleza. Durante el auge de la oposición a los romanos como fuerza de ocupación en Palestina, las armas estuvieron en peligro de caer en manos de revolucionarios judíos. Entre los revolucionarios estaba el grupo de los sicarios, un nombre que significa “varones de puñal”, de quienes la misma Biblia dice que participaron en una rebelión.


En realidad, duró poco esplendor de Masada porque dos años después de la caída de Jerusalén, el gobernador romano Flavio Silva marchó con su Décima Legión para sitiar ese lugar, pues fue el último sitio de resistencia entre los judíos. Con 9.000 esclavos judíos que llevaban alimento y agua al campamento, 6.000 legionarios cortaron todo medio de escape desde la colina. Colocaron encima una plataforma de piedra de 23 metros de altura y una torre de sitiar de 27 metros de altura con la cual atacar los muros. Cuando los romanos derribaron los muros de piedra, Puesto que el golpear solo aumentaba la fuerza de este muro, los romanos le prendieron fuego. Conscientes de que al día siguiente sería tomada la fortaleza, los soldados romanos se retiraron durante la noche. Adentro, los judíos vieron que su situación era desesperanzada. Su comandante, Eleazar, convenció a los hombres de que la muerte era mejor que la esclavitud.


Cada hombre se dirigió a su familia, seguro, con lágrimas en los ojos se despidieron entre sí, esposa e hijos y luego, fueron asesinados. Diez hombres escogidos por suerte procedieron a matar violentamente a los demás y, a su vez, fueron matándose hasta que solo quedó un hombre. quien después de prenderle fuego a la fortaleza, se suicidó lanzándose contra su espada, culminando el desastre de Masada. Cuando los romanos regresaron por la mañana esperando enfrentarse a una dura batalla, solo hallaron vivos a dos mujeres y cinco niños que se habían escondido en una cueva y así sobrevivieron para describir la matanza suicida de 960 hombres, mujeres y niños. La historia desastrosa de Masada subraya trágicamente la veracidad de las palabras de Jesús, el Cristo antes de ser colgado de un madero.


Personalmente, así me supo, Yéetel u pixáan Masada. Una pieza instrumental con sabor a medio oriente, todo un track de worldmusic progresivo que sirvió como score, en mi mente, para enmarcar ésta parte de la historia del pueblo judío.


«Creencias. creencias que defendemos a corazón, creencias que nos erigen, creencias que no solo le dan sentido a cada dia nublado, sino que nos identifican, creencias que no solo rigen nuestro hoy, sino que nos unen como una nación de hermanos bajo el mismo camino elegido». — Explicó Chatrán González, el director musical de MUVA quien tienen nueva alineación —: «Hoy, nosotros en MUVA, escogemos seguir creyendo, creyendo que esa sangre derramada por los heroes del pasado, forjaron nuestro camino al presente, en nuestro ahora camino, camino de creencias, creencias de paz».


En un afán de inclusividad, buscando mostrar al mundo la belleza del arte musical mexicano y por la cálida respuesta y aceptación que ha tenido la banda en otras partes del mundo. MUVA presentó Yéetel u pixáan Masada, este majestuoso track, a través de un video que incluye traducciones de texto de Hebreo a Maya, Inglés y Español.



MUVA es una experiencia inmersiva, multisensorial. El máster de masters es Chatrán González (percusión, synths, programación y dirección general), quien colabora de la mano de Carmen Fuerte (saxofón, flauta transversa y clarinete), Jorge Chávez (batería, percusión y sampler), Gerardo Aponte (viola y violín) y Adrian López (guitarras y jarana).


Amigos y compañeros de grandes batallas; un proyecto interdisciplinario con talentosos creativos, cuyo hálito da vida a su música cinematográfica, conceptualmente dispuesta para realzar y enmarcar emociones, una sinergia entre sensaciones, vivencias y memorias de momentos específicos como si fuese alguna escena de una película, como un soundtrack para enmarcar imágenes y escenas de nuestras vidas.



Con su worldmusic de estética cinematográfica y visual nos lleva a parajes que sólo podrías visitar en sueños. Las artes visuales invitan al espectador a viajar hasta donde su imaginación lo permita. MUVA no es sólo escuchar un concierto, es vivir una experiencia donde conviven elementos que rara vez se conjugan.



Pasajes propios de la música clásica, conviviendo con percusiones tribales o prehispánicas, elementos de la música electrónica, interactuando con improvisaciones propias del jazz junto con poderosas guitarras, características del rock. Ahora, Muva nos invita a viajar mediante su más reciente tema: Yéetel u pixáan Masada en una estupenda colaboración junto a Harel Shachal, que ya está disponible desde finales de mayo de 2021.