© 2016 Design by Olyjam

Tras 17 años de lucha contra el cancer, Marie Fredriksson de Roxette, clavó el pico.


Marie Fredriksson, cantante del dúo de música pop sueco Roxette, ha fallecido a los 61 años por un tumor cerebral detectado en 2002, tras una lucha de 17 años contra el cáncer,


Roxette está considerada como la banda pop más famosa de la historia sueca después de ABBA. La artista debutó en solitario en 1984 convirtiéndose pronto en una de las cantantes más queridas de Suecia, fundando el dueto en 1986 con ventas de más de 80 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo entre álbumes y singles. Allanando su camino para varias giras mundiales, consolidando la reputación de Marie Fredriksson como una sensacional intérprete en vivo.


Dueña del escenario, comandaba la banda y tenía al público en la palma de su mano. Tan genial como estaba en el estudio, el escenario era su hábitat natural. Este arte y energía únicos ayudaron a crear un vínculo duradero entre ella y millones de apasionados fanáticos en todo el mundo. Encabezó la lista de Billboard estadounidense en varias ocasiones, siendo el primer grupo de habla no inglesa que grabó un Unplugged de MTV.



Roxette alcanzó proyección internacional gracias a The Look, al que siguieron muchos otros grandes éxitos como: It Must Have Been Love (del soundtrack Pretty Women), Listen To Your Heart y Joyride. Otras canciones destacadas fueron Spending My Time, Dressed For Success, How Do You Do!, Sleeping In My Car, Dangerous, o Fading Like A Flower o You Don't Understand Me de 1995.


En el verano de este 2019, se publicó en España sus memorias Listen to my heart (Libros Cúpula, 2019).








Por su parte, Per Gessle ha dedicado unas palabras a su compañera de dúo a través de su cuenta de Twitter: «El tiempo pasa tan rápido. No hace tanto tiempo que pasamos días y noches en mi pequeño apartamento compartiendo sueños imposibles. ¡Y qué sueño llegamos a compartir! Me siento honrado de haber conocido tu talento y generosidad. Todo mi amor va para ti y tu familia. Las cosas jamás volverán a ser igual».


«Mi voz nunca me ha fallado». — Declaró alguna vez la voz de Roxette —. Un tumor que le hizo olvidar las letras de sus canciones, aquellos himnos de los años 80 y 90 que todos, aunque no fueran fans de Roxette, recuerdan: Ella tuvo que volver a aprenderlas. Y prácticamente tuvo que aprender a hablar y a caminar otra vez. Pero la voz no le falló en los escenarios, ni aún cuando tenía que cantar sentada porque no podía mover la pierna ni sostenerse en pie.


Aunque necesitaba ayuda para subir al escenario la imagen que proyectaba con microfono en mano y mirada alta, no era de vulnerabilidad, sino de fuerza y elegancia, como toda una profesional, una estrella que estaba dispuesta a superarlo todo.


Fredriksson falleció a los 61 años, en la mañana del 9 de diciembre, ha informado la gerente de prensa de Dimberg Jernberg Management.


La artista nos deja un gran legado musical. una gran voz, fuerte y sensible, y sus actuaciones inolvidables en vivo serán recordadas por todos los que tuvimos la dicha de presenciarlas. Pero también recordamos a una persona querida y admirada por muchos con un gran apetito por la vida, una mujer de gran corazón que se preocupaba por todos los que conocía. 


Marie Fredriksson estaba casada con Mikael Bolyos, de 62 años, y tenía dos hijos, Josefin Bolyos, de 26, y Oscar Bolyos, de 23 años. Se ha confirmado que será enterrada en silencio y en la más estricta intimidad y piden amablemente respeto en su dolor.

El funeral se llevará a cabo en silencio con la presencia de sus familiares más cercanos.




 #SomosWEIRD #BeWEIRD #WEIRDmagazine #RevistaWEIRD #WEIRDmx #Roxette